jueves, 8 de enero de 2009

"A cierta edad"

Anoche se fueron mis nietas al sur, nuevamente a su casita. Me he quedado nostágica, "con el corazón partío" como dice la canción y releyendo algunos escritos esto me ayudo alguito.Lo comparto por si alguien está en alguna situación similar, aunque espero que no, que no haya tantas despedidas!!!

"A CIERTA EDAD"

"Dicen que a cierta edad las personas nos hacemos invisibles, que nuestro protagonismo en la escena de la vida declina y que nos volvemos inexistentes para un mundo en el que sólo cabe el ímpetu de los años muy jóvenes, las figuras delgadas y espectaculares.
No sé si me habré vuelto invisible para el mundo, es probable, pero nunca fui tan consciente de mi existencia como ahora; nunca me sentí tan protagonista de mi vida y nunca disfruté tanto de cada momento de mi existencia.
Descubrí que no soy un príncipe de cuento de hadas, (por suerte…debe ser muy aburrido) descubrí al ser humano que sencillamente soy, con sus miserias y sus grandezas. Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecto, de estar lleno de defectos, de tener debilidades, de equivocarme, de hacer cosas indebidas, de no responder a las expectativas de los demás. Y a pesar de ello...¡quererme mucho!
Cuando me miro al espejo, ya no busco al que fui...sonrío al que soy. Celebro la posibilidad de elegir a cada instante quien quiero SER. Me alegro del camino que anduve, de la experiencia que me dieron estos años, asumo mis contradicciones. Valoro lo recorrido.
¡Qué bien vivir sin la obsesión de la perfección! Después de todo, cuando decidí que no quería la perfección, comencé a accionar y a alcanzar objetivos. ¡Qué bien no sentir ese desasosiego permanente que produce correr cada día para buscar que todos te quieran!
¡Qué bueno está, empezar a quererse y respetarse uno! ¡Qué maravilloso reconocer que la felicidad está cerca, tan relacionada con nuestras búsquedas y nuestros mágicos encuentros interiores! ¡Qué suerte haber comprendido que la magia y el poder no están en el afuera, sino dentro de mi!
La vida es tan corta y el oficio de vivirla es tan difícil, que cuando uno comienza a aprenderlo, está en la segunda mitad.
Cuánto tardamos en madurar, ¿verdad? Pero, por suerte, nunca es tarde para ir en busca de nuestros sueños."

No conozco quien escribió esto, pero a pesar de mi edad estoy tratando de asemejarme al relato, pero cómo cuesta!!!

6 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Pilar...

Muy bonito y real relato, a cierta edad la nostalgia nos embarga por cualquier motivo y entonces parece que nadie se fija en nosotroa, pero nuestra experiencia nos hace aún más visibles.

Aunque nos cueste asimilar la situación.

Un abrazo.

Cecy dijo...

Por cierto el relato es maravilloso.
Pero por lo poquito que te voy conociendo, me despiertas admiración.

Y sabes que? Tengo mucho que aprender.
;) besos

Pilar dijo...

Rafael: me he sentido emocionada y comprendida,gracias por tan lindas palabras y por estar y pasar. Besos.Pilar

Pilar dijo...

Cecy !! bella Cecy: por lo que experimento la admiración es mutua.Y creo que el aprendizaje es durante toda nuestra vida. Te abrazo a la distancia. Besos Pilar

Anónimo dijo...

Muy buen post, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

Anónimo dijo...

Muchos saludos, muy interesante el articulo, espero que sigas actualizandolo!