miércoles, 29 de julio de 2009

”Estamos Distraídos”

Por Fontanarrosa

Mi amiga Colette solía decir, y hace ya mucho tiempo, "Estamos entrando en la edad del nunca me había pasado"... Y es así. Decimos: "Es curioso. Nunca me había pasado, me agaché a recoger un tenedor y se me trabaron cuatro vértebras de la columna".
Escuchamos: "Es notable. Nunca me había pasado. Mordí un caramelo de limón y un premolar se me partió en ocho pedazos.
Es que, así como se habla de un Primer Mundo y de un Tercero sin que nadie conozca a ciencia cierta cual es el Segundo, nosotros hemos pasado de la Primera Edad a la Tercera sin recalar por la Segunda y el cuerpo acusa recibo de tal apresuramiento. El tiempo mismo, incluso, ha tomado una consistencia gelatinosa, plástica, mutante.
Calculamos: - "Cuánto hace que se mudó Ricardo a su nueva casa?". Y arriesgamos: - "Tres, cuatro años". Hasta que alguien, conocedor, nos saca de la duda:"Catorce".
Suponemos ante el amigo encontrado ocasionalmente en la calle: - "Tu pibe debe andar por los seis, siete años". - "Tiene diecinueve - nos contesta el amigo - Vení Tacho!”. Y nos presenta a una bestia de un metro ochenta, pelo verde, un clavo miguelito clavado en la ceja y un cardumen de granos sulfurosos en la mejilla.
Se corrobora entonces aquello que, dicen, decía John Lennon: "El tiempo es algo que pasa mientras nosotros estamos distraídos haciendo otra cosa". Y suerte que estamos distraídos haciendo otra cosa. Mucho peor es aburrirse. Es dulce rememorar ciertos momentos, pero más me entusiasma pensar en las cosas que tengo para hacer. Es que muchos de esos ciertos momentos son muy viejos. Y por lo tanto vale recordar el consejo dado por Javier Villafañe cuando alguien le preguntó cómo hacía para conservarse tan joven pasados los ochenta años. - "No me junto con viejos", respondió el maestro. Yo quiero agregar lo que un día dijo Jean Louis Barrault, famoso mimo francés, "La edad madura es aquella en la que todavía se es joven, pero con mucho más esfuerzo".-

14 comentarios:

Cecy dijo...

Mientras se tenga ganas de seguir haciendo cosas, de vivir apasinadamente esta vida que nos toca, viejos son los trapos decia mi abuela, que tampoco le gustaba juntarse con viejos.

Te quiero mi bella Pilar.

Besotes.

Any dijo...

Uno siempre tiene 15 años en un rincón del corazón =P eso es lo importante.
Vos con la fuerza y las ganas que mostrás, tenés 20, 22 como mucho!
Un genio el negro eh? una muestra de la gente que habitamos la cuna de la bandera, ejem, ejem .... jajjajajajaj! Es broma!
un beso Pilarica

miguel dijo...

realmente fabuloso fontanarrosa,nunca te cansas de leerlo,siempre te enseña algo,siempre te arranca un gran sonrisa.
besos pilar.

ViKi dijo...

Genial Fontanarrosa y vos que lo publicás con tus ganas y tu ánimo que dan fuerzas para seguir adelante.

Creo que la vejez te agarra con ciertos achaques pero más vale que sean de haber hecho cosas y seguir haciéndolas.

A propósito de eso me inquietó hace unos días volver a ver a una mujer que fue vecina alguna vez y hace más de 12 años no veía. Tiene 60 años recién cumplidos (5 años menos que mi mamá) y parece tener 20 años más que mi mamá. Fuma demasiado, viuda hace más de 15 años, sola, viviendo de rentas y paranoica, paralizada diría por miedos infundados. Y me dió miedo, realmente uno elige qué hacer con lo que le toca vivir. Una vez más me sentí orgullosa (y egoístamente aliviada) de mi mamá y a la vez sentí miedo, porque sé que no soy fuerte como ella... ¿Seré débil como mi ex vecina?

Un abrazo Pilar

Gracias por el mensaje en mi blog!

**#ELINA#** dijo...

CREO QUE "TODO" EN LA VIDA DEPENDE DE LAS GANAS...
O NO??

Pilar dijo...

CECY: mi abuela decía lo mismo, jajaja y yo creo que de ella algo heredé. Besos mi bella.Pilar

Pilar dijo...

ANY: preciosa!! siii, un genio el negro y arriba!! que siempre tengamos 15 años en el corazón. Yo tengo algunos más, te lo puedo asegurar pero trato de no aparentar, jajaja.Besos. Pilar

MIGUEL: te extrañaba!!! pero sabía que en algun momento llegarías, y con ese negro que otra cosa que no esbozar una sonrisa o una risa mejor.Besos mi pirata.Pilar

Pilar dijo...

VICKI: ni se te ocurra ser débil como tu vecina!!! no te lo permitiremos!!! Hace un tiempo le decía a una amiga que los padres enseñamos más con el ejemplo y usted mi preciosa tiene un muy buen ejemplo a seguir así es que se me pone las pilas, jajaja.Besos mi linda.Pilar

Pilar dijo...

ELINA: qué cierto lo que decís, todo depende de las ganas con que tenemos de disfrutar de la vida. Nadie nos obliga ha hacer lo que no queremos y en este rincón propongo una linda sonrisa.Gracias por estar siempre.Besos. Pilar

victorysilcana dijo...

Pilar...Una vez leí que cada uno tiene la edad de su corazón....y el corazón nunca miente. ¿verdad?
Saluditos

Pilar dijo...

VICTORYSILCANA: es verdad!!! y nosotros tenemos el corazón súper joven. Besos adplescentes.Pilar

Roberto Esmoris Lara dijo...

Lo que pasa, Pilar, es que nosotros somos "viejitos piolas", no decimos como don Sonerset que " vivir después de los 60 es como quedarse en el teatro después de las función", para nada...si ni siquiera vamos al teatro :)
Sos un fenónemo, amiga
Besos del REL

Pilar dijo...

REL. qué lindo verte!!! y siii que otra cosa vamos a ser que "viejitos piola!!??".Mis amigos se sorprenden cuando les digo que tengo un blog, les vieras las caras y eso que son más jóvenes que yo, ¡Estoy en la vanguardia!,jajaja acompañada de todos ustedes. Besos piolas mi querido Rel

A.M. dijo...

Me imagino que no debe ser fácil, ver que uno no puede como antes, que uno debe dejar que hagan otros, por no poder, espero que cuando a mí me pase no me deprima y encuentre otra manera de hacer......

besoosss
andrea
vision-femenina